La Immanuëlkerk entró en funcionamiento en el 2012, y se encuentra en una antigua granja monumental construida en 1918. Esta iglesia tiene capacidad para 300 visitantes, pero se espera que crezca en el futuro. Por lo tanto, se decidió no modificar demasiado la sala de la iglesia para que también pueda utilizarse para otros fines. Mixtuur Orgels recibió el encargo de instalar un órgano por encima del púlpito, en el centro de la sala. En este caso, los mayores desafíos fueron las limitaciones de espacio y la acústica. Mixtuur Orgels diseñó un órgano de estilo contemporáneo con tubos frontales situado sobre el púlpito. En cuanto a la disposición, se eligió un instrumento moderno con dos teclados y pedal libre.