El deseo del cliente era claro: un órgano revolucionario que encajara bien con el interiorismo de la sala. Este instrumento tiene un aspecto tradicional con tubos frontales, pero también está equipado con la última tecnología de papel electrónico. El órgano carga automáticamente los nombres de los conjuntos de muestras en las pantallas situadas sobre los tiradores motorizados. El cambio entre conjuntos de muestras resulta muy sencillo, y sus nombres se indican por encima de los tiradores. El sistema de audio está instalado detrás de los tubos frontales.