Esta iglesia cristiana reformada ocupa la antigua biblioteca del distrito de Tanthof, una zona de Delft con 15 000 residentes fundada hace 30 años. La sala de la iglesia tiene capacidad para unas 150 personas. La tarea de Mixtuur Orgels consistió en crear un órgano capaz de satisfacer las prácticas musicales de la iglesia, tanto en solitario como en grupo. El espacio disponible era muy limitado, de manera que solo había lugar para la consola. Mixtuur Orgels diseñó una consola que se puede cerrar, e instaló un sistema de sonido adecuadamente amplificado para llenar la sala. El órgano tiene tres teclados y pedal libre con una disposición de estilo moderno.